PONENTE- Dra.Hatice Kumru.jpg

Ponente

Dr. Ángel Arévalo Martín

Se licenció en Biología (especialidad de Biología Sanitaria) por la Universidad Complutense de Madrid en 1998. En 1999 obtuvo una beca de Formación de Personal Investigador del Ministerio de Educación y Ciencia y se incorporó al Grupo de Neuroinmunología del Instituto Cajal (CSIC, Madrid), dirigido por la Dra. Carmen Guaza, para realizar su tesis doctoral sobre el potencial terapéutico de compuestos inmunomoduladores en la Esclerosis Múltiple. En 2001, como parte de su formación predoctoral, realizó una estancia en laboratorio de la Dra. Guillermina Almazán, Facultad de Medicina, McGill University, (Montreal, Canadá). Obtuvo el grado de Doctor en Biología –Mención en Neurociencias, Premio Extraordinario de Doctorado de la Universidad Complutense de Madrid– en el año 2003. En el mismo año se trasladó al Hospital Nacional de Parapléjicos (Toledo), donde estableció junto con el Dr. Eduardo Molina Holgado el Laboratorio de Neuroinflamación, orientado a realizar investigación traslacional en la neuroinmunología de la lesión medular. En el año 2.006 realizó una estancia en el Instituto de Biofísica de la Universidad de Estrasburgo (Francia), para formarse en la realización y análisis de imágenes de difusión y de tensor de difusión por resonancia magnética. Entre 2013 y 2016 ha recibido formación en programación, métodos estadísticos avanzados y aprendizaje automático (“machine learning”). Entre sus aportaciones a la investigación en lesión medular destaca la identificación del sistema endocannabinoide como una diana terapéutica en un modelo experimental (Garcia-Ovejero et al., 2009; Arevalo-Martin et al., 2010; Arevalo-Martin et al., 2012; Arevalo-Martin et al., 2016). Desde el 2014 su línea de investigación se centra en determinar la identidad y el papel de los autoanticuerpos que se elevan tras una lesión medular. Mediante técnicas de inmunoproteómica se han identificado 13 autoanticuerpos no descritos previamente que se elevan en pacientes con lesión medular traumática y se ha determinado que son autoanticuerpos naturales, presentes en la población general y dirigidos contra antígenos modificados por el ambiente inflamatorio (Arevalo-Martin y col., 2018). Su trabajo más reciente se ha centrado en integrar en un solo valor la recuperación sensitivomotora de los pacientes. El resultado de la colaboración de casi una treintena de profesionales expertos en lesión medular es la generación del “Integrated Neurological Change Score”, INCS, una nueva calificación con la que estudiar la asociación de biomarcadores o intervenciones clínicas con la recuperación neurológica evaluada de acuerdo a ISNCSCI.